RETURN.gif (294 bytes)

MONOGRAFÍA "LA SABIDURÍA"

Cábala para el Tercer Milenio

Por SERVAL

Transcripción completa.

"La armonía se produce a través del conflicto". Enseñanza de Los Siete Rayos.

Mientras una situación permanezca en equilibrio, no se produce una transformación fuera del sistema, imposibilitando nuevas creaciones. Es preciso que una fuerza desequilibrante actúe, provocando un movimiento que deberá, posteriormente, ser aprisionado por una forma. Esta función esencial de la Creación Primigenia, la cumple la Esfera de La Sabiduría (Kjokmah). La estabilidad no es creativa y debe desbarajustarse.

Esta esfera es la Gran Estimuladora del Universo. Es el arquetipo de la energía activa, llamada masculina. Se trata de una masculinidad primordial, aún sin manifestarse, cuando ningún otro rostro contemplaba a otro rostro. En esta etapa de la Creación, Dios se conoce a Sí Mismo, por su reflejo. Esto provoca un cambio en el pensamiento divino que modifica a La Corona (Kether). Entonces, el reflejo en La Sabiduría se vuelve a modificar y así sucesivamente, dando lugar a un inevitable proceso de formaciones mentales que conducirán a la diversidad de la creación.

La Sabiduría puede intentar comprenderse como el pensamiento de Dios, de cuya esencia indeterminada emanarán todas las otras esferas. Cuando se manifiesta este pensamiento, es conocido como el Padre de los Padres, o el Padre de los Dioses.

 

"Es la radiación del ser divino, en el cual se contempla a sí mismo, proyectando o manifestando todas las cosas mediante los rayos emitidos por sus chispas... cada una de sus chispas, que son las esencias o arquetipos de todas las cosas, no son más que una con el ser divino, el arquetipo universal: cada una de ellas es el sol infinito" (Leo Shaya).

Pero el ser humano tiene su propia Chispa Divina, su propia divinidad dentro de sí, la que es posible contemplar. Antes, eso sí, debe vencer al Morador del Umbral, es decir, dispersar de sí la ignorancia. Descubrir el verdadero motivo por el cual está en la Tierra, vivir conforme a las leyes universales y lograr el acercamiento espiritual. Para ello, el Arbol de la Vida le indica los pasos que debe efectuar, los senderos a recorrer. Esto es lo que enseño.

La esfera de La Sabiduría se encuentra encabezando el Pilar de la Misericordia, opuesto al Pilar de la Severidad. El primero corresponde al pilar de lo masculino y el segundo, al pilar de lo femenino.

Esta esfera desempeña un rol misericordioso, al ser la que permite y estimula la evolución, rompiendo el equilibrio primordial de La Corona. La siguiente esfera, actuará aprisionando severamente la fuerza para construir nuevas formas. Tenemos desde los primeros albores de la Creación, la acción de la polaridad sexual que, en consecuencia, efectuará su impronta en todos los niveles hasta llegar a lo más denso: El Reino.

La tradición esotérica señala que el Centro de Energía donde se manifiesta la idea de esta Esfera es el Zodíaco.

El Sepher Yetzirha la denomina Inteligencia Iluminadora. Cuando el verbo creador dice: "Hágase la Luz", está poniendo en acción a La Sabiduría o Kjokmah.

 

"Es la energía masculina la que en todos los planos implanta la chispa fecundante en el óvulo pasivo y transforma su latencia en crecimiento activo y en evolución". (Dion Fortune).

Esta esfera es una influencia que emana del Ser Puro Inmanifestado: no es todavía una forma. Es el impulso puro de la Creación. Al carecer de forma, la creación a que da lugar podrá tener cualquier forma, haciendo posible, entonces, que el teurgo pueda operar con esta energía para crear lo que necesite.

RELACIONES MITOLÓGICAS

Se le asocian todas las divinidades mitológicas que representan a un Gran Padre.

Sin embargo, Pallas Atenea es una excelente representación de la idea de la esfera. Ella es la diosa virgen de la sabiduría, quien nación completamente armada (preparada) de Zeuz, al darse éste deliberadamente un golpe en la cabeza, tal cual La Sabiduría nace por reflejo de La Corona. Atenea fue nombrada Minerva por los romanos. Cuanto Atenea autorizaba con un movimiento de cabeza, era irrevocable: una alusión al pensamiento creador proveniente, simbólicamente, de la cabeza. Fue inventora del arte de hilar, pues desde esta esfera se teje la red con el plano de toda la creación posterior. Entre los atributos de la diosa, encontramos la lanza, relacionada con el cetro, símbolo de La Sabiduría.

En Egipto, tenemos una correspondencia de Isis-Urania. Entre la leyendas en torno a Isis, es interesante destacar la siguiente. Un sacerdote del templo de Isis recorrió el mundo buscando la verdad. Sin lograrlo, tras años de esfuerzo, desesperado irrumpió en el lugar del sagrado templo y descorrió, irreverentemente, el velo que cubría la imagen de Isis, para descubrir la sabiduría y la verdad. Sin embargo, se encontró con su propia imagen, reflejada en un espejo. Tal es la forma como el Ser Supremo se descubre a Sí Mismo dando nacimiento a la Creación. Esto se repetirá en toda la manifestación en los niveles inferiores, siendo la única forma que un alma humana podrá descubrir la sabiduría y la verdad.

 

LA SABIDURÍA EN EL MUNDO DE LAS EMANACIONES O ATZILUTH

La tradición cabalista señala como Nombre Divino el de Jehová, pronunciación popular de las cuatro letras empleadas para representar al Dios de Israel: Iud, Hei, Vau, Hei.

Si estudiamos el Antiguo Testamento, apreciaremos los claros rasgos de Kjokmah o La Sabiduría de Jehová.

La invocación de este nombre debe hacerse con un subconsciente libre de represiones y patología, ya que se desencadenan poderosas fuerzas que deben ser recibidas con firmeza y coordinadas con discernimiento.

Toda fuerza tiene necesariamente que descender para convertirse en fuerza ascendente. Por ello, los conductores, por así decirlo, deben estar limpios, sin suciedad y sin resistencias. El estudiante que ignora esto (abundan en ciertas escuelas iniciáticas o de desarrollo) está muy propenso a trastornos mentales de diverso grado.

Algunos estudiantes de cábala han leído y sostienen que pronunciar correctamente el nombre divino, -iud, hei, vau, hei- provocaría la destrucción del mundo. Esto es incorrecto y es producto de la ignorancia de tomar las enseñanzas esotéricas en forma literal. De los que se trata es que si alguien lograra la identificación con la esfera, dejaría de ser una existencia aparte, para fundirse en la Sabiduría. Entonces, su mundo, su realidad, habrá desaparecido. A esto se refiere la enseñanza sobre el nombre divino asociado a esta esfera.

Este nombre es llamado también el Tetragramaton, símbolo de los cuatro mundos cabalísticos y de los cuatro principios creativos: principio activo, principio pasivo, principio neutro y principio de transición. Vemos aquí entonces, que en esta esfera existe la idea esencial de todo lo creado.

 

LA TEURGIA

El teurgo debe operar con la fuerza de la Sabiduría. Su impulso informe dará origen a creaciones de formas variadas, a voluntad del adepto. Como en la esfera de La Corona, se trata de un acceso a la manifestación de este impulso. Si se accediera directamente, esta energía poderosa fundiría al alma humana que se le aproximara.

El teurgo empleará como instrumentos el cetro y su inteligencia iluminadora, que le debe permitir discernir entre lo lícito y lo ilícito ante las leyes universales. Debe tomar siempre en cuenta la ley de la polaridad, indispensable para cualquier creación y que se manifestará de diversa forma, conforme al nivel en que se esté actuando. No puede haber una operación real de elevada espiritualidad si no se ha aprendido a manejar los opuestos, lo masculino y lo femenino, el principio activo y el principio pasivo.

Si el teurgo desea hacer un trabajo de una polaridad diferente a la de su cuerpo físico, eleva la consciencia hasta un plano apropiado donde pueda colocar la fuerza masculina o femenina que le interese y efectúa su labor desde allí.

El conductor de un grupo de desarrollo debe mantener constantemente un intercambio de polaridad opuesta con sus estudiantes, con el objeto de mantener un equilibrio dinámico creativo.

 

"Es necesario que seamos fecundados una y otra vez por el medio en que estamos operando. Tiene que haber un intercambio de polaridad entre nosotros y lo que nos hayamos propuesto hacer, debiendo estar constantemente alerta para encontrar las influencias polarizadoras, sea en la tradición, en los libros o en la misma oposición, los enemigos y antagonistas, porque hay tanta fuerza polarizante en un odio encarnado como en el amor, siempre que sepamos cómo usarla" (Dion Fortune).

 

Para ser un creador hay que recibir estímulos, energía propia de La Sabiduría. Gracias a Dios tenemos que estar constantemente enfrentándonos y adaptándonos al medio. Los amigos y los enemigos le son útiles al teurgo.

 

LA IMAGEN MÁGICA

Corresponde a la de un hombre maduro barbado. Se trata del padre que ha probado su virilidad. Corresponde a la idea de la esfera, como el Padre de los Padres o el Padre de los Dioses, el creador de pensamientos dará origen a muchos hijos en todos los planos de la existencia.

 

LA SABIDURÍA EN EL MUNDO DE LA CREACION O BRIAH

El Arcángel asociado a esta esfera es Ratziel. Puede ser visualizado como un pilar gris contra un fondo azul claro. Es la combinación de colores que se produce en un día brillante, con algunas nubes.

 

LA SABIDURÍA EN EL MUNDO DE LA FORMACIÓN O YETZIRAH

La tradición esotérica asigna a esta esfera una orden de ángeles denominada Ruedas, de un color gris iridiscente. Las ruedas nos sugieren la acción cíclica, una fuerza en movimiento constante. El nombre hebreo de este coro angélico es Aufanim. Sobre este tema de las Ruedas, convendrá leer el primer capítulo de Ezequiel en la Biblia.

 

LA SABIDURIA EN EL MUNDO DE LA ACCION O ASSIAH

El Centro de Energía (o chakra mundano) asignado es el Zodíaco, dándonos otra vez la idea de rueda en movimiento y nos vuelve la mirada hacia el firmamento. Se encuentra aquí en potencia a todos los otros centros de energía que se definirán en los distintos planetas, símbolos de fuerzas creadoras.

 

RELACION CON EL MICROCOSMOS

Cuando el ser humano realiza acciones dinámicas, motivadoras, que impulsan a la acción, están actuando con la energía de esta esfera, correspondiente al pilar derecho del Arbol de la Vida.

La correspondencia en su vehículo de manifestación es el lado izquierdo del rostro, ya que los lados se invierten al considerar el Arbol desde el punto de vista humano. En su concepción macrocósmica o universal, el Arbol tiene la Sabiduría a la derecha.

La relación microcósmica, sin embargo, no debe hacerse literalmente con el cuerpo físico, pues se refiere a corrientes magnéticas de los vehículos etéricos y astrales (o emocionales).

Se dice que el ser humano tiene entonces una doble polaridad o doble simetría: izquierda-derecha y superior-inferior. Lo superior es, relativamente hablando, positivo; lo inferior, negativo. El lado izquierdo es negativo, receptivo. El derecho, positivo, activo. Las criaturas angélicas carecen de lo inferior; los animales carecen de lo superior. En los ceremoniales debe tenerse muy en cuenta esta cuádruple polaridad humana.

El cuerpo físico, dotado de una polaridad rígida, causa que hombres y mujeres cumplan roles diferentes en determinadas operaciones mágicas. En los planos sutiles, sin embargo, pueden modificar las polaridades para ejercer diversas transformaciones. La Chispa Divina asexuada de La Corona, se polariza esencialmente en La Sabiduría, tonalizando la encarnación del alma humana. Pero el iniciado, sin pervertirse sexual y físicamente hablando, puede actuar con ambas fuerzas en sus planos superiores.

Hay ciertas operaciones que en un Aula de trabajos iniciáticos deben ser cumplidas por hombres y mujeres específicamente. Pero, en los trabajos habituales, pueden intercambiarse indistintamente en sus roles, lo que le permite a cada uno adquirir experiencias en los diversos cargos. Además, aprende a manejar los distintos tipos de energías.

En un ritual, en una magia ceremonial, deben estar presentes ambas polaridades, no sólo en los planos más sutiles, sino también en el físico. de esta forma, se logra una interacción adecuada de energías, produciendo un trabajo conforme a las leyes de la Creación, la que desde el principio esencial se manifiesta dual. Un grupo puramente masculino o puramente femenino no logrará nunca un trabajo completo, perdiéndose una parte importante de consciencia de lo cósmico. El grupo no logrará resonar plenamente con las fuerzas de la Creación. La verdad debe ser dicha.

 

LA VIRTUD

Su virtud es la devoción. Si un estudiante pudiera contemplar a Dios de frente, cara a cara, no cabe duda que se transformaría instantáneamente en el más profundo devoto. Si pudiera hacerlo estaría –además- en un nivel tan elevado que carecería de defectos y obstáculos de la personalidad, y su devoción se manifestaría a plenitud.

Podemos entonces acercarnos al concepto ideal de devoción. Cada día se puede aprende a consagrarse un poco mejor al servicio desinteresado, al cumplimiento de las leyes universales, al respeto a las Jerarquías Espirituales, al respeto a nuestros hermanos, al reconocimiento de nuestros profesores.

 

SÍMBOLOS DE  LA SABIDURÍA

Un punto que carece de dimensión genera, al desplazarse, una línea que sí tiene una dimensión. El Punto Primordial de la Esfera de La Corona se desborda en una línea, dando origen a la Esfera de La Sabiduría.

El cetro es también un símbolo de esta esfera, símbolo fálico, creado por este dinamismo esencial, por la primera manifestación masculina activa. Sin embargo, debe entenderse esta fuerza como sin forma todavía, totalmente abstracta. Es la idea esencial de la fuerza, opuesta a la idea esencial de la forma de la esfera del Entendimiento.

Los diversos cultos que ha creado el ser humano, tiene representaciones de esta fuerza primordial. Por ejemplo, el lingam de los hindúes, equivalente al falo de los griegos. También el báculo, la torre o, en monumentos primitivos, grandes piedras colocadas verticalmente.

Repito que no debe confundirse con la fuerza sexual masculina que aparecerá en creaciones muy posteriores y más densas: aquí estamos hablando de arquetipos, de ideas aún sin forma. Para hacerlo comprensible a la limitada mente humana es que se emplean símbolos concretos de algo totalmente abstracto.

No obstante, podemos apreciar que la creación se manifiesta desde el principio en forma dual, no pudiendo existir La Sabiduría sin El Entendimiento (Kjokmah y Binah). Es la interacción de estos polos lo que permite la Creación la fecundación de la fuerza con la forma, lo masculino con lo femenino.

En toda acción humana está presente, independiente del sexo físico. Los vehículos sutiles: emocional, mental, intuicional, pueden variar de polaridad a voluntad. Algún día la naciones deberán regirse por una moral plenamente inspirada en las leyes cósmicas, logrando una existencia armoniosa y de paz. La moralidad y ética convencionales de la época actual, ha llevado en muchos casos a la destrucción de los pueblos, exaltando el fanatismo, la intolerancia y la ignorancia.

Símbolos de esta esfera lo son también la letra iud y la mano, puesta en actitud creadora, empleando el cetro. Conviene observar la lámina El Teurgo del Libro de Toth (Arcano 1), que representa precisamente el sendero que une la Corona con La Sabiduría. "Dios es un Gran Teurgo que hace descender poderes superiores en formas inferiores." Gareth Knight.

El Teurgo del Arcano 1 pone en conexión lo superior con lo inferior; el Yo Superior de la individualidad lo atrae hacia el Yo Inferior de la personalidad, mediante métodos rituales. Por esto emplea los cuatro elementos. Lamentablemente, la mayoría de la humanidad y de los estudiantes de esoterismo, ignoran las claves para hacer esta operación. La especulación y el intelectualismo no logran romper el velo entre la individualidad espiritual eterna y la personalidad ilusoria, pletórica de atracciones sensoriales y de prejuicios. Esto hace que el ser humano común, del torrente, tenga tan poca percepción de lo que es la vida en sí y de su inmortalidad.