Sitio de Iniciados

 

 

logo F.R.A.

Doctrina y Principios Rosacruces

Doctrina, en filosofía, son las enseñanzas que se dan para una instrucción de alguien, ciencia o sabiduría; se entiende también como un conjunto de ideas de un autor, escuela o secta. En derecho es el conjunto de trabajos que tienen por objeto exponer o interpretar el derecho, y que constituye una de las fuentes de las ciencias jurídicas. Entonces Doctrina Rosacruz es el conjunto de conocimiento que debe poseer un estudiante Rosacruz

    Esta  doctrina es en primer lugar una doctrina amplia, eterna, ya que basa sus enseñanzas en Los Principios y Leyes Universales, conocidas por todos nosotros, cuya esencia emana de la Ley del Amor y del Servicio y cuya voluntad esta siempre orientada hacia el bien, que busca la felicidad del hombre, siempre que ésta no se oponga a la felicidad de los demás, y que ello es posible mediante el trabajo sobre sí, conduciendo al ser humano a un estado de auténtico despertar y liberación. tomando conciencia que el dolor y el sufrimiento son solamente un medio de aprendizaje y superación, y que además el ser humano tiene derecho a aspirar a todo bienestar y para ello propugna un desarrollo integral y completo de todas las partes de su ser.

    La Doctrina Rosacruz, es una doctrina monoteísta, lo que establece el concepto de un gobierno central del cosmos y de la operación de la Ley Divina, sobre toda manifestación, sea esta material o espiritual, visible o invisible, manifestada en un plano macrocósmico o microcósmico. Desarrolla y explica el Concepto Holístico del Universo y del Ser Humano. Conociendo la complejidad de éste, nos impulsa a desarrollar la capacidad de poder captar todas las partes y su funcionamiento al mismo tiempo, adquiriendo un conocimiento que no solamente abarque el aspecto concreto de las cosas, sino que en algún instante seamos capaces de captar la esencias de las cosas. Esta capitación de la esencia nos permite un trabajo directo del desarrollo de la mente abstracta.

   Fraternitas Rosicruciana Antiqua La palabra Holístico deriva del griego que significa todo o entero, por lo que el conocimiento holístico esta encaminado a captar simultáneamente todos los aspectos, que forman una cosa y la manera en que todas esas partes interactúan entre si para dar como resultante ese objeto, sea esto una idea, ser vivo tan particular y original que no pueda ser confundida con ninguna otra.

    Si centramos la Doctrina Rosacruz en el ser humano (microcosmo) ésta nos señala el Concepto Dual del Ser Humano, es decir, que está compuesto, o lo forman dos entidades o partes o partes bien definidas, que son: su Personalidad (físico, vida afectiva, vida mental) y su Individualidad (Ser Espiritual). Respecto a este concepto sus enseñanzas nos indican, como debemos cuidarlos y mantenerlos, para lograr de esta manera una perfecta salud física, mental y espiritual o, en otros términos física, emocional y mental, mejorando sus virtudes, eliminando defectos y vicios, ennobleciendo su carácter, aumentando su poder y disfrutando la vida con dignidad y alegría.

    La Doctrina Rosacruz realiza en el estudiante una re-educación en sus mundos, físico, en el del alma y en el espiritual indicando los caminos necesarios  para quienes anhelan la autosuperación, mostrando que la vida es la revelación más alta y sorprendente del espíritu y que éste debe tener una dirección de fuerza equilibrada. El Saber dirige el Querer y el Querer conduce a la Realización, ya que cada ser humano es hijo de sus propias obras, por lo que es fundamental amar la Belleza, la Bondad y la Justicia, que son cualidades eternas.

    Al aceptar y comprender este Concepto Dual del Hombre la doctrina Rosacruz nos entrega un nuevo concepto en la constitución del ser humano, que es la Concepción Septenaria del Ser Humano, siete planos de manifestación divididos o centralizados en dos conceptos: la Personalidad y la Individualidad. Se darán cuenta ustedes que nuevamente aparece el concepto Dual del ser. Tenemos, entonces, que la personalidad se nos da a conocer con su cuaternario, que lo forman el cuerpo físico, el cuerpo etérico, el cuerpo emocional o astral y el mental concreto y la individualidad con su ternario formado por el mental abstracto, el cuerpo intuicional y el cuerpo espiritual.

    En su primera etapa esta doctrina nos va adentrando a que aceptemos y conozcamos esta realidad, impulsándonos a conquistar y a dominar, mediante sus enseñanzas y prácticas, los  Misterios Menores que son parte de nuestra personalidad, y es así como tenemos que ir descubriendo y reconociendo la importancia de nuestras motivaciones realizando un análisis de ellas, lo que generalmente nos revela cual egoístas son; deseamos el poder para ser reconocidos como poderosos, aspiramos a la sabiduría para que se nos reconozca como sabios, frecuentamos a las personas importantes, en la esperanza de poder llegar a brillar un poco con el reflejo de su gloria.
Debemos de comprender el valor de la educación, aprender a estudiar es un pre-requisito del estudio eficaz, debemos entrenar la mente en la razón y la coherencia, fundamentos de pensamiento. Pitágoras exigía capacitación en la música, la matemática y la astronomía a todos los candidatos que desearan ser admitidos en su escuela. Debemos también reconocer nuestras deudas con la sociedad, existiendo una sentencia que debemos tener en cuenta:
“(...) desgraciados de quienes descuiden a los suyos para servir a Dios (...)”,

y otra que nos señala
 

“(...) al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios (...)”.


    Nos daremos cuenta que el propósito fundamental del esoterismo no consiste en la capacidad de percibir toda clase de psiquismos y fenomenalismos; sus facultades se sensibilizarán tanto en cada tramo de su desarrollo, que podrá ver aquello que le resulte esencial y percibir lo que necesita percibir.

    Se nos hace saber que con el aumento del conocimiento se produce un aumento proporcional de la responsabilidad, ya que junto con la adquisición del conocimiento, el estudiante debe adquirir el sentido de la discriminación, de manera de poder usar con la mayor inteligencia los conocimientos recibidos y por último la doctrina Rosacruz nos enseña a cultivar una actitud mental constructiva. En esto no se trata de que cultivemos un optimismo insensato, sino más bien que es conveniente que adoptemos una actitud mental que ve la mano de Dios en todas las cosas y que comprendamos que todas ellas trabajan unidas para el Supremo bien de cada uno. La amargura es, con frecuencia, el resultado de la autocompasión, una de las formas más sutiles y terribles de la egolatría. Nadie que se compadezca de sí mismo tiene la conciencia inherente de la justicia. Sin una perfecta fe en la justicia natural, el hombre no puede conquistar las alturas filosóficas o religiosas.
    La Doctrina Rozacruz nos señala que toda la creación obedece a ciertos principios fundamentales y nuestra participación consciente de ellos acelerará nuestro proceso de desarrollo y perfeccionamiento. Estos son los siguientes:
 

  1.  Ley del Mentalismo: principio que encierra la verdad de que todo es mente.
  2.  Ley de Correspondencia o Analogía: este principio lo conocemos en forma más común como “como es arriba es abajo, como es abajo es arriba”.
  3. Ley de Vibración o Movimiento: este principio explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de la fuerza, de la mente, y aún del mismo espíritu, los que no son sino el resultado de los varios estados vibratorios.
  4. Ley de Polaridad o de los Opuestos Complementarios: todo es Dual, todo tiene dos polos, todo tiene su opuesto.
  5. Ley del Ritmo o de los Ciclos: todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta, un flujo y reflujo, una oscilación de péndulo entre dos polos.
  6. Ley de Causa y Efecto: todo tiene su causa, nada ocurre casualmente, todo sucede conforme la Ley.
  7. Ley de Generación o de Amor: esta se manifiesta en todo. Los principios masculinos y femeninos siempre están en acción, motivados por el amor.
  8. Ley de la Involución y Evolución: en primer lugar, para que algo evolucione debe estar involucionado, lo que está señalando que la energía superior desciende hasta concretizarse en este plano inferior material para así volver a su reintegración con el Todo.
  9. Ley de Finalidad o del Servicio: toda la Creación tiene un sentido finalista, es decir, la consecución de un objetivo de índole trascendente.
  10. Ley de Jerarquía o de Estructura: ella nos señala que todo el Universo está estructurado, todo ser o cosa está subordinado a todo aquello que es superior en grado evolutivo.


    Conociendo ya los alcances profundos que posee la doctrina Rosacruz, entendiendo y comprendiendo su significado, el estudiante abandona todas las ideas que se le han querido imponer sin el control de su razón, haciéndose consciente al fin de su propia libertad. Es un pensador libre el que así nace y comienza una nueva etapa de evolución mediante el trabajo y desarrollo de sus vías de iluminación, siendo esta la vía Cardíaca o Mística. Cuando el Espíritu ha logrado el desarrollo casi completo de sus órganos racionales, localizados en el cerebro, se hace consciente repentinamente de la existencia de otros órganos complementarios, localizados en los centros nerviosos simpáticos y principalmente en el plexo cardíaco, cuyas ramificaciones llegan a los centros conscientes del cerebro. Estos órganos están destinados a ejercer facultades bien diferentes de las meramente cerebrales y cuyos efectos son conocidos bajo el nombre de visión directa, intuicional, presentimiento, comunicación espiritual, etc.

    La vía Cardíaca o Mística se concentra y se resume en la Teurgia, que va más allá de la naturaleza y del hombre. En este arte místico, el operador colabora con la divinidad en la medida que puede realizar sus esfuerzos por medio de la oración, la humildad y el sacrificio constante de sí mismo.

    Debo también señalar que la Doctrina Rosacruz a todo lo anterior agrega un Trabajo de Templo (ritual), donde lo primero que debemos lograr es un aquietamiento inicial, el cual es necesario llevarlo a nuestra vida diaria, aquietarnos antes de empezar una nueva tarea o estudio, así como los latidos del corazón transcurren en un sístole y un diástole, la respiración entre inspiración y expiración, así también nuestra jornada diaria debe contener pausas de reflexión, relajación y evaluación.

    La Doctrina Rosacruz convierte la sala de reunión en un lugar sagrado (templo), que esta destinado a un trabajo de tipo netamente espiritual, donde se cultivan las más altas virtudes y sentimientos para lograr un adecuado acercamiento espiritual. En él, el Director o Presidente realiza un trabajo de magnetización invocando a nuestros maestros, trazando líneas de fuerza en el sentido de los punteros del reloj y dibujando nuestros pantáculos protectores. El a su vez logra relajarse y aquietarse previamente a la ceremonia, procurando lograr dentro de sí el máximo alineamiento y disponiéndose para que durante la reunión o ritual se haga la voluntad superior por sobre la personal.

Quienes asisten a esta ceremonia deben disponerse en fila ante la puerta de entrada, lo que llamamos hacer la procesión. En ella se nos recuerda nuestro deber de guardar silencio, lo que implica un silencio no solamente externo, sino fundamentalmente un silencio interno, hacernos uno con nuestra alma, indicándonos también a hacer el signo de fidelidad que nos recuerda que debemos mantenernos fieles a los principios de esta doctrina, que emanan de los Principios y Leyes Universales y leales también a sus autoridades, particularmente a su Maestro, Presidentes o Directores.

    La Doctrina del Ritual Rosacruz está llena de energía, de fuerzas que interactúan a medida que se expresan sus parlamentos, la luz , el color, la música, crean un ambiente de alegría interna, paz y mucha armonía, que nos recuerdan que el amor es vida y vida es alegría, y además que este amor debe ser consciente. Esto nos impulsa a que alcancemos nuestra libertad de noche y de día, a desplegar nuestras alas, esto es, abrirnos nosotros mismos y entregar lo mejor de sí, actuar de acuerdo a nuestro propio ritmo que es aceptarnos como somos, a que se cumplan las leyes, a que realicemos siempre nuestra voluntad hacia el bien, a que debamos marchar siempre hacia adelante en pos del ideal de la orden y no olvidarnos jamás que

“El operario de la Gran Obra jamás suspende sus Trabajos”



Namaskar
Preparado por V.D.I., Netzach. Frater RC


Bibliografía

•    Curso de Introducción al Esoterismo, Orden de Templos Operativos.
•    Lecciones de la Fraternitas Rosicruciana Antiqua y del M. Serval.
•    Curso de Expresión Espiritual, Orden de Templos Operativos.


NOTA. En Chile puedes incorporarte solicitando una entrevista y más información a los teléfonos 2835 2306 • 2638 9466

 

Emblema Fraternitas Rosicurciana Antiqua. Diseño M. Serval S.G.C.

Emblema de la F.R.A.
Este gráfico, que aparece en decenas de páginas de Internet, fue diseñado por el M. Serval en 1976.

Doctrina y Principios Rosacruces

El Maestro Huiracocha

Artículos  Rosacruces

Suscripción para recibir noticias y enseñanzas

La F.R.A. en Latinoamérica

Cómo participar

Estamos en redes sociales

 

 

 

 

Orden de Templos Operativos